Múltiples son las motivaciones para reformar la casa. Y múltiples también las ventajas de una reforma, ya sea parcial o integral. Sin embargo, los motivos más habituales que nos llevan a plantearnos un proyecto de reforma son:

  • Mejorar el confort debido a la antigüedad de la vivienda.
  • Porque han cambiado las necesidades de las personas o la familia que la habita.
  • Mejorar el estilo para convertir la casa en un lugar más agradable.
  • Con el objetivo de lograr un ahorro energético.
  • Se quiere vender la casa y una reforma lo facilitaría o aumentara su valor, etc.
Cómo plantear un proyecto para reformar tu casa decoracion-comedores, decoracion-cocinas, decorar-banos, casas Blog Decoracion
foto de reformador.es

Sea cual sea tu caso o tu motivación, de damos a continuación las claves para plantear un proyecto de reforma en tu vivienda:

El punto de partida

Lo primero, antes incluso de recurrir a una empresa de reformas es saber lo que se quiere hacer. Valorar las necesidades y posibilidades. De hecho, algo que te puede facilitar las cosas es realizar una lista, o varias, en las que queden reflejadas esas necesidades y todo lo que se quiere.

La antigüedad de la casa o vivienda juega un papel muy importante a la hora de reformar. Y es que, en función de su antigüedad, los tiempos de entrega y las necesidades de la propia obra podrían variar. No olvides valorar cada aspecto y tener en cuenta también estos detalles.

Y si tu reforma tiene como objetivo la posterior venta, quizá lo mejor es centrarte en reformar la cocina y los baños, que son los espacios o estancias que más revalorizan la propiedad y las que facilitan su venta.

Cómo elegir una empresa de reformas

Una vez claro todo lo que se quiere hacer y el presupuesto disponible para ello, es momento de elegir la empresa que llevará a cabo el proyecto y materializará nuestros deseos e ideas.

Lo ideal es buscar varias opciones, contactar a varias empresas con una experiencia en la materia que podamos contrastar y solicitar presupuestos. Tres o cuatro presupuestos de empresas diferentes te permitirán hacerte una idea…

Si los presupuestos son demasiado bajos, o si son demasiado altos: ¡desconfía! Todos sabemos que a veces lo barato sale caro. Pero cuando hablamos de obras y reformas, casi siempre se cumple la norma.

Esta parte quizá no viene en los manuales, pero nosotros te aconsejamos que prestes mucha atención a tu intuición. La empresa que contrates, además de ofrecerte ciertas condiciones y garantías, debe inspirarte confianza y hacerte sentir cómodo/a.
No dudes en exigir garantías, contratos, presupuestos cerrados, seguros…

Por lo general los reformistas realizan la valoración de la obra y el presupuesto sin compromiso y sin costes. Sin embargo, debemos tener la misma consideración con el tiempo de los demás que la que pedimos para el nuestro; y lo cierto es que realizar un presupuesto de reforma es un trabajo  laborioso y nada sencillo que ocupa, como mínimo dos días de trabajo más las visitas que se realizan a la vivienda.

¿Ya tienes claro cómo quieres que sea tu casa?