Sofás hechos con palets: una solución práctica, económica y bonita

Venimos de un tiempo de confinamiento donde pasamos largo rato en casa y hemos aprendido a amigarnos con las tareas manuales del hogar. A muchos esto despertó un lado creativo, y empezaron a incursionar en técnicas DIY para el hogar y en la fabricación de sus propios muebles. Hoy hablaremos de los sofás hechos con palets.

No es que sean precisamente una novedad, de hecho vienen realizándose este tipo de muebles DIY hace ya tiempo, pero puede que el tiempo en casa te haya inspirado para probar cosas nuevas.

A su vez esta forma parte de una solución muy práctica a la hora de amueblar nuestro hogar. Todos conocemos lo difícil que puede resultar a veces acceder a todo un mobiliario nuevo, y que este además nos guste y se adapte al estilo de nuestro hogar.

En lo que a presupuesto se refiere, con los sofás hechos con palets tienes las de ganar. Conllevan casi nada de dinero y el resultado queda muy bonito, sobre todo para ambientes donde buscamos conservar ese toque natural.

Las tendencias actuales de interiorismo se inclinan cada vez más hacia lo orgánico y natural, tanto en muebles como en textiles se lucen la madera, las piedras, los tejidos e hilos de yute o mimbre. Por este motivo las plantas han tomado cada vez más protagonismo también.

En esta misma línea es que los sofás hechos con palets encuentran su lugar donde lucirse. Sobre todo si hablamos de hogares que se inclinan cada vez más hacia el minimalismo, que buscan la simpleza y la sutileza priorizando únicamente lo indispensable para el hogar, y a su vez, hacerlo con estilo.

Cómo hacer sofás con palets

En primer lugar asegúrate de hacerte de un buen stock de paltes, los cuales deben tener el mismo tamaño. Piensa si irá en interior o en exterior, y qué espacio tendrá disponible, todo esto de antemano para planificar bien cómo hacerlo.

Se trata de un proceso sencillo. Obviamente como todo trabajo en madera se debe empezar lijando y quitando todas las astillas. Luego se le puede aplicar un fungicida, esto es debido a que a veces desconocemos el origen de esos palets, y esta es una forma de asegurarnos que no traerán ninguna plaga a nuestro hogar.

Luego elige de qué color lo pintarás, previo a pintarlo puedes aplicarle sellador para que la pintura quede absolutamente pareja, y para evitar que la madera absorba mucha pintura teniendo que aplicar muchas manos.

Si quieres conservar el color madera, puedes barnizarlo si va a permanecer en el interior, o aplicarle aceite de linaza si va a ir al exterior, ya que este es más resistente.

Luego de cortarlo como corresponde debes unir sus partes con tornillos y tuercas resistentes. Puedes dar un toque final aplicando rueditas.

Y finalmente el detalle infaltable, los cojines. Puedes comprar espuma con medidas específicas, y la tela con la cual forrarás la espuma, ¡y listo! Ya tendrás unos hermosos sofás hechos con palets, bonitos y económicos.

Salir de la versión móvil