Aunque parezca contradictorio, el color vino encierra sensaciones tanto de serenidad como de contundencia. Es esta dicotomía la que lo hace un color interesantísimo en el mundo del interiorismo. De algo no cabe duda, decorar con color vino es para personalidades fuertes, ya que no es un color que pase desapercibido.

Decorar con color vino: Qué hay que tener en cuenta complementos-decoracion-2 Blog Decoracion

Podríamos describir al color vino como una mezcla entre elegancia, templanza, firmeza, y también seriedad. Habiendo sido un éxito en el mundo del diseño de indumentaria, los interioristas se atreven cada vez más con él, logrando resultados fantásticos. Sin embargo su uso no actúa de la misma forma si hablamos del salón, o del dormitorio por ejemplo. Analicemos las particularidades de decorar con color vino.

Decorar con color vino el salón

Más allá de la tranquilidad que pueda transmitir este color, también es cierto que se lo asocia mucho a la pasión. Es por este motivo que al decorar con color vino debemos tener cuidado de no abusar de él, para que no pierda su clase y elegancia.

Entonces, si queremos que este color esté presente en nuestro salón, reservémoslo para el protagonista del mismo: el sofá. En este caso lo estaríamos utilizando en un único elemento del ambiente, pero el cual es un elemento protagonista.

De esta manera no abusamos de él, y al mismo tiempo se luce con preponderancia y en la dosis justa. Otro consejo, que el color base del salón responda a un color neutro, como el blanco, el beige o el gris.

Decorar con color vino el dormitorio

Volvemos con la premisa principal, no abusar del color vino. Si quieres que éste se encuentre en las paredes, reserva solamente una de ellas para este color. En la cama también puede lucirse, en la colcha o el edredón. O tal vez simplemente en un detalle como los cojines.

Lo importante es que siempre se lo pueda contrastar o equilibrar con un color neutro. Si una pared es de color vino, que las otras permanezcan blancas por ejemplo. O si la colcha se destaca por este color, que el juego de sábanas sea simplemente de un color más apagado.

En vez de las paredes o la ropa de cama, puedes optar por combinar dos detalles con este color: la alfombra, y las cortinas. Ten en cuenta que las cortinas color vino resultan bastante opacas y debes evaluar tus preferencias por este tipo de traspaso de la luz.

Decorar con color vino el baño

En este caso puedes emplearlo tanto para las paredes, ya sean de cerámica u otros materiales, complementándolo con el blanco de los demás elementos que componen al baño. O bien que se luzca en los detalles como la cortina o la alfombra.

Sea donde sea que se luzca este color, decora con color vino siempre es una buena alternativa si te gusta la elegancia y  la serenidad.