Existen errores en decoración que son más comunes de los que uno pueda llegar a pensar. Aquí te traemos este artículo especial para que puedas evitarlos de antemano o, si ya haz cometido alguno de ellos, pues no te preocupes porque todo tiene solución, y aquí venimos a aliviar más de un dolor de cabeza.

Evita a toda costa estos errores en decoración curiosidades-decoracion Blog Decoracion

Una habitación demasiado fría es uno de los errores en decoración más comunes

Para los amantes del blanco, que han caído en la tentación de decorar todo su salón con este color, desde el sofá hasta las paredes, y los muebles, y ahora sienten que habitan Invernalia, pues la solución es más simple de lo que parece.

Si optaste por este color porque te gusta lo sobrio y neutral, pues entonces la solución no está en aplicar color de una manera anárquica. Simplemente sumando detalles en colores naturales como un mueble de madera, canastos de mimbre, textiles de fibra naturales en los cojines, alfombras y cortinas, una planta que se imponga con su verde, serán suficientes para animar un poco el ambiente.

El error de pensar que del presupuesto depende todo

Lo que casi siempre sucede que no innovamos nuestro espacio por falta de presupuesto, pero no caigas en el error de pensar que de esto depende todo. Con algunas pocas inversiones y recurriendo a mercados económicos puedes renovar el ambiente a través de los detalles.

La restauración de algún mueble con tus propias manos, textiles con los que puedas hacer unas cortinas nuevas y tal vez hasta algún que otro cojín. Una mesa de centro en oferta y unas cortinas nuevas y entonces, tienes un espacio renovado a un bajo presupuesto.

Comprar los muebles incorrectos

Este es otro de los errores en decoración que más suelen ocurrir. Lo peor de comprar los muebles incorrectos es que ya los tienen contigo y es entonces cuando te das cuenta que o no caben en el espacio que tienes, o no van para nada con el estilo que querías lograr.

Lo mejor que te podemos aconsejar ante esta situación, es la planificación. Siempre con el centímetro en mano debes medir bien el espacio con el que cuentas, dibujarte un plano para ver de qué manera ubicarás los muebles.

No te apresures e investiga bien sobre el estilo que quieres conseguir, no compres el primer mueble que veas si lo que quieres es seguir con una línea estética. Primer compra los muebles más grandes como la cama, el sofá, el ropero. Luego ve sumando de a poco la mesa de centro y los muebles más bien auxiliares.

Si ya tienes muebles que ahora consideras un error haberlos adquirido, tal vez puedas revenderlos en internet y recién entonces adquirir unos nuevos. Lo cierto es que no hay errores en decoración que no tengan solución.