Tal vez en este último tiempo has oído mencionar más de una vez este término y te preguntarás, ¿qué es el estilo transicional? Hayas escuchado hablar de él o no, vale la pena desentrañar de qué se trata este concepto.

Básicamente y en resumidas cuentas podemos decir que el estilo transicional es una combinación entre el pasado y el presente, entre la decoración tradicional, y la decoración actual que impera en nuestros hogares, entre lo clásico y lo moderno.

Se llama transicional justamente por hace referencia a una transición entre lo viejo y lo nuevo, pero de manera sutil, combinando elementos de ambas épocas logrando un estilo único y un collage armónico.

Lo que hace tan característico y personal a este estilo, es que a diferencia de estilos más definidos como el nórdico o el vintage, en el estilo transicional puedes jugar como quieras. Eso hace que una casa decorada bajo un estilo transicional nunca sea igual a otra bajo la misma influencia. Puedes darle tu propio toque según lo que te guste más de cada época.

Sin embargo existen pautas, como en todo, para que el estilo transicional no se convierta en algo anárquico y sin sentido. Cada pieza logra un efecto único. Veamos algunos consejos para que quede más en claro, qué es el estilo transicional.

Muebles antiguos

Uno de los elementos en donde se suele incluir el factor tradicional, en el los muebles. Por lo general aquí se lucen viejos muebles que resultaron de una herencia o adquiridos en mercados de antigüedades.

Las maderas macizas y oscuras, las formas curvilíneas y los sillones o mesas ornamentados suelen ser característicos del estilo transicional.

La neutralidad en los colores

Este es un factor importante al tener en cuenta que estamos mezclando épocas y estilos. Para cobrar uniformidad y conjugar todos estos elementos sin que resulte demasiado sobrecargado, lo ideal es que la base del espacio sea mayoritariamente en colores como el beige, blanco, grises, tonos tierra, y algo de azul, verde.

Se puede añadir algunos toques más de color en los complementos como cojines, alfombra, cortinas y objetos.

Detalles para el estilo transicional

Los objetos y accesorios en tu decoración darán el toque final. Puede tratarse de un reloj antiguo, una lámpara con detalles, e imprimir un estilo más moderno en alfombra y cortinas.

Eso sí, no se trata de abusar, ya que el estilo transicional va de la mano con el estilo minimalista, ya que recuerda que estás combinando estilos diferentes y debes ir con cautela. Un florero con unas bellas flores simplemente pueden ser el detalle que faltaba para completar el espacio.

Qué es el estilo transicional y sus centros de atención visual

Cada lugar de la casa bajo el estilo transicional, tendrá su centro de atención. Aquello que más llame la atención visualmente. Si hablamos del dormitorio, entonces hablamos de un cabecero acolchado en la cama, propio de una estética más clásica.

Si hablamos del baño, entonces por qué no destacar un espejo con un marco dotado de detalles y ornamentos. El toque actual se lo puedes dar con elementos de madera o cestos de yute para ayudar a hacer la transición entre lo clásico y lo moderno.

Si hablamos del salón, entonces hablamos de un sofá tradicional con curvas que se combina con una lámpara de pie que represente una estética más actual. Son varios los factores para definir qué es el estilo transicional. Aquí hemos nombrado los más importantes para que ya puedas ponerte manos a la obra.