De a poco nos acercamos a la temporada de chimeneas, y realmente la mejor decisión es instalar una en tu hogar para acercarse a su calor en las noches de otoño. Pero antes de hacer realidad este paisaje ideal, es necesario tener en cuenta ciertos factores para escoger la chimenea indicada.

No se trata simplemente de comprar una chimenea y ya, primero se debe revisar que el hogar donde se instalará la misma, cuenta con las condiciones necesarias para hacerlo.

Antes de escoger la chimenea indicada, revisa la salida de humos

Lo primordial para poder instalar una chimenea en tu hogar, es que el mismo cuente con salida de humos. Esto parece ser una obviedad, sin embargo si vives en un edificio de muchos pisos, es probable que el mismo no cuente con una.

Es más habitual encontrar salida de humos en casas del tipo unifamiliares o casas antiguas. Si tu hogar no cuenta con una salida de humo, puedes hacer instalar una. Por lo general se busca el lugar indicado en el interior del hogar para dicho cometido, como ser un patio interno.

Si se trata de una casa unifamilar será más fácil instalarla, siempre y cuando cuentes con el consentimiento de la comunidad vecinal.

En el caso de contar ya con una salida de humos todo resulta más sencillo, ya que la instalación de la chimenea puede resolverse en pocos días en la mano de profesionales.

Tipos de chimeneas

El tipo de chimenea dependerá del uso que se le quiera dar. Es diferente usarla sólo esporádicamente como un elemento decorativo, o si se busca que brinde calor a toda la estancia de forma más periódica.

Las chimeneas tradicionales están pensadas para encenderse en pocas ocasiones, y no se utiliza como la principal fuente de calor del hogar, sino más bien como un atractivo del espacio, ya que el 80% de su calor se filtra por la salida de humos.

Sin embargo si se busca que la chimenea brinde más calor, entonces la mejor opción es una chimenea moderna para que caliente el lugar. Las mismas pueden ir empotradas completamente a la pared, tendiendo un diseño más moderno y resultando fáciles de limpiar.

Como alternativa existen aquellas que se colocan de forma externa a la pared, y cuya campaña y conducto de salida de humos quedan a la vista. Tienen una forma más clásica para los que prefieran que el hierro de la misma se mantenga a la vista, en color negro.

Finalmente las chimeneas rústicas van a la perfección para hogares modernos, son abiertas, no cuenta con paredes, y se vale de materiales naturales como piedra, ladrillo a la vista y vigas de madera.

Teniendo estos factores en cuenta podrás escoger la chimenea indicada para calentar y otorgar estilo a tu hogar.