¿Quieres renovar tus muebles viejos de madera? Hazlo en 5 pasos

Si estás pensando en tirar tus muebles viejos de madera porque ya no lucen bien, debes saber que tú mismo los puedes renovar fácilmente y dejarlos como nuevos. Sólo necesitas contar con los implementos necesarios y tener una idea clara de lo que quieres hacer con estos. 

Así mismo, es importante que al momento de renovar tus muebles tengas en cuenta los pasos que debes seguir para hacer un buen trabajo y conseguir buenos resultados. Ten presente que aunque esta puede ser una tarea sencilla, necesitas proceder de manera adecuada para no cometer errores y conseguir que la restauración tenga una buena durabilidad.

Entonces si te interesa conocer los pasos que debes seguir para recuperar tus muebles, echa un vistazo a la lista de pasos que aparece a continuación.

Verifica el estado de tus muebles

Antes de empezar con la renovación y restauración es muy importante que te asegures de que tus muebles pueden ser restaurados. Pues hay casos donde los muebles tienen comején y están muy deteriorados, tienen humedad o grietas que afectan de manera significativa su apariencia. Por lo que no vale la pena repararlos y lo mejor sería comprar unos nuevos.

Ahora, si tus muebles tienen muy poco comején no vale la pena que los tires, esto se puede arreglar aplicándoles un buen inmunizante. De igual manera, si tus muebles sólo tienen unas cuantas manchas y tienen la pintura desgastada, también puedes arreglarlos sin problema.

Limpia muy bien la madera

Para esto puedes utilizar un poco de agua, jabón neutro y una esponja. Asegúrate de eliminar todo tipo de suciedad que pueda tener la madera, pues de lo contrario, al momento de pintar se notarán todas las imperfecciones. Y lo más seguro es que te veas obligado a renovar tus muebles de manera de nuevo. Lo que significa que perderás más tiempo y dinero.

Retira la pintura y lija la madera para renovar tus muebles viejos correctamente

Para retirar la pintura puedes utilizar un buen disolvente y un trapo de limpieza, así podrás terminar rápidamente con este proceso. Una vez hayas retirado la pintura, puedes limpiar un poco el mueble con jabón para quitar un poco el fuerte olor del disolvente. Apenas esté completamente seco, puedes proceder a lijar para eliminar imperfecciones.

Fija las tablas sueltas y los tiradores de los cajones

Para esto puedes conseguir buenos tornillos para madera y de este modo fijar muy bien las tablas sueltas, también puedes optar por conseguir tachuelas o clavos para madera y con ayuda de un martillo pequeño fijar las tablas. Igualmente para los tiradores busca buenas tuercas para que queden firmes.

Pinta y deja secar

Una vez hayas terminado de lijar y fijar las tablas y tiradores, puedes proceder a pintar. Si quieres algo más original puedes pintar la madera con pintura para pizarra y escribir lo que quieras, o si lo prefieres puedes dividir la superficie en partes iguales y pintarla de diferentes colores. 

Dale los últimos retoques

Para terminar de renovar tus muebles viejos de madera revisa muy bien la pintura, la firmeza del mueble, etc. Así te aseguras de que todo marcha bien y que puedes proceder a darle los últimos retoques al mueble para que quede en perfecto estado.

Salir de la versión móvil