Resistentes, con compartimentos adaptados, robustas, con o sin herramientas, para uso doméstico o profesional y con una buena variedad de precios. Así son las nuevas cajas de herramientas que circulan en el mercado y a continuación brindamos consejos para elegir la mejor.

Pareciera ser una Ley de Murphy: cuanta mayor es la urgencia con que necesitamos una herramienta, más tiempo tardamos en encontrarla. Pareciera que los martillos y destornilladores saben exactamente el momento en que los precisamos para desaparecer misteriosamente entre otros objetos.

Una caja de herramientas completa y organizada es un verdadero taller personal donde podemos encontrar todo lo necesario ya sea para hacer bricolaje en casa o para tareas más profesionales.

Para conocer las últimas novedades del mercado, así como las ventajas y desventajas de cada modelo y las recomendaciones de los especialistas, hemos consultado la comparativa de cajas de herramientas en Misstoolbox: una selección con toda la información necesaria sobre las propuestas con mejor relación calidad-precio.

¿Cuál es el tipo de caja de herramientas más conveniente?

Como cualquier en cualquier producto, la elección más conveniente será la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

En primer lugar, habrá que decidir entre modelos profesionales o de uso doméstico. Las primeras, desde luego, son más completas y su costo es mayor. Pero en ambos casos, la variedad es muy amplia.

“Si es para un uso profesional, debes escoger una caja y herramientas de muy buena calidad. Puesto que estarán propensas a desgastarse o dañarse con mayor facilidad, por su frecuencia de uso”, comienza a explicar Jesús Hernández, con 25 años de experiencia en construcción y al frente del blog especializado Misstoolbox. “En cambio, una caja de herramientas económica es recomendable si solamente le daremos un uso esporádico”, agrega.

Para uso doméstico o poco frecuente, se puede comenzar con un maletín de herramientas como el que propone Deko, que es fácil de transportar, incluye un kit de diversas herramientas como alicate, martillo, cinta métrica, trinquetes, destornilladores, llave, etc. Además, permite realizar varias tareas básicas de fontanería, mecánica, electricidad y carpintería.

Cajas de herramientas económicas para uso doméstico

Stanley es una de las marcas referentes en caja de herramientas. Su modelo Milenium, es de tamaño mediano (19.9 x 19.5 x 40.5 cm) pero con buena capacidad y compartimentos. “Es ideal para tener en casa y guardar las herramientas. Puede transportarse, pero es mejor que no cargue demasiado peso. De muy buena calidad, a pesar de su bajo costo”, opina el especialista de Misstoolbox.

Otra buena opción muy recomendada por su gran capacidad de almacenamiento es la Tayg 16, con estuche y bandeja extraíble, que también tiene la posibilidad de colocarle candado.

Lo importante en cualquier caso, es elegir modelos con el mayor número de compartimentos posible y bandeja extraíble, lo que nos permite duplicar su capacidad y acceder más fácilmente a todas las herramientas.

Plástico vs. Metal

Nuevamente, la decisión debe ir en función de nuestras necesidades. “Las cajas organizadoras son fabricadas en diferentes materiales. Pero lo más importante es que tengas en cuenta en dónde las vas a usar”, apunta Hernández. “Por ejemplo, si eres mecánico, la mejor opción es una caja metálica porque son más resistentes. Si, por el contrario, la usarás para hacer reparaciones en casa, la mejor elección es la de plástico”, agrega.

También es cierto que existe una gran diferencia con respecto al peso, ya que las de plástico son mucho más ligeras y transportables, mientras que las metálicas suelen pesar más y, aunque tengan ruedas, se hace un poco más incómodo su traslado.

¿Qué herramientas incluir y cómo organizarlas?

En este apartado abordaremos el contenido de la caja, siempre aclarando que si se trata de un uso profesional, esta lista deberá ampliarse o hacerse más específica.

Pero cuando hablamos de bricolaje general, esto es lo que cualquier “manitas” necesita en su caja de herramientas:

  • Alicates
  • Martillo
  • Destornilladores de distintos tamaños
  • Brocas de diferentes calibres
  • Serrucho
  • Llave inglesa
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Guantes
  • Tornillos y clavos
  • Cúter y repuestos

Lo siguiente en la lista de prioridades, si el presupuesto y la capacidad de la caja lo permite, sería un taladro y, de preferencia, sin cable.

Para organizar estas herramientas, lo mejor es colocar lo más grande y pesado en el compartimiento inferior, cerca de la base e ir avanzando en “capas” hasta lo más pequeño, como clavos y tornillos. Si la caja no dispone compartimentos pequeños para estos últimos, puede sumarse una caja más pequeña para tal fin.

Otro criterio interesante, es ordenarlas por función, es decir, clasificarlas según el tipo o la frecuencia de uso.

 Últimas recomendaciones para una caja de herramientas funcional

  • Periódicamente haz unalimpieza de la caja, descartando los materiales y herramientas que ya no uses o estén estropeados.
  • Cubre las superficies con cartón, en caso de que trabajes con grasa o aceite, no deberás limpiar toda la caja sino simplemente reemplazar el cartón.
  • Utiliza etiquetas. Sobre todo, cuando acumulas bastante herramientas y productos pequeños, las etiquetas pueden ser de gran ayuda para encontrarlos más fácilmente.
  • Guarda las herramientas en su sitio inmediatamente después de utilizarlas. Ahorrarás tiempo de búsqueda después.
  • Lee las comparativas de los especialistas antes de decidir tu compra. Allí se encuentra toda la información necesaria, opciones de compra y mejores precios.
  • Conoce la opinión de los clientes sobre esa marca o modelo de caja de herramienta, sobre todo en cuanto a su capacidad y durabilidad.

En pocas palabras, una caja de herramientas puede ser un gran aliado tanto para arreglos sencillos en casa como para quienes dependen de ella en su actividad profesional. Hacer una buena elección, puede garantizarnos más años de uso.