Si estás interesado en comprar césped artificial es posible que tengas dudas acerca de cuáles son los aspectos a tener en cuenta para elegir el que mejor se ajusta a tus necesidades. Son muchos los tipos de césped artificial que actualmente existen en el mercado, así que es normal no saber cuál elegir.

Sigue leyendo este post porque te explicamos cuáles son los elementos y características básicas a tener en cuenta para decidir cuál es el mejor césped artificial para tu proyecto.

  1. En primer lugar, te diremos que el tipo de césped artificial y por tanto sus características dependerán, por un lado, del uso que le vas a dar, es decir, dónde se va a instalar, y por otro, de la intensidad de uso que tendrá, es decir, con qué frecuencia se va a hacer uso de ese césped. De esta forma, no será igual un césped que se va a instalar en una exposición o un evento, que un césped en un jardín de uso ocasional o de una familia con niños y mascota, o alrededor de una piscina, o en un campo de fútbol o una pista de pádel.

En la actualidad existe un césped artificial específico para cada uso: jardín, terraza, espacios públicos, piscinas, mascotas, niños, césped artificial para cada tipo de deporte, entre otros, por tanto, es el primer factor a tener en cuenta.

 

cesped-artificial-mascotas

Además, es importante que elijas un césped de calidad. Ponte en manos de profesionales especializados. Realturf es una empresa nacional fabricante de césped artificial especializado de calidad con casi 20 años de experiencia en el sector. Si tienes dudas acerca de césped artificial te asesorarán sin ningún compromiso, con la tranquilidad de que disponen de una red de distribuidores por toda la geografía nacional e internacional.

  1. Supervisión de la superficie en la que se va a instalar el césped artificial. Otro aspecto a tener en cuenta es la superficie en la que se va a instalar el césped. Una de las ventajas de instalar césped artificial es que se puede instalar sobre cualquier tipo de superficie, ya sea tierra, cemento, baldosa, etc. Pero es importante que esta superficie esté en buen estado, limpia, firme, llana y compactada. Así evitaremos problemas futuros, como la aparición de hundimientos, baches o desperfectos en el césped. Una vez esté preparada la superficie para la instalación es el momento de medir los metros cuadrados que necesitaremos, a los que hay que sumar un 10% más, por los posibles desajustes e imperfecciones al cortarlo.
  2. Características y especificaciones técnicas.
  • Densidad. El césped artificial es una moqueta fabricada con una base de polipropileno recubierta de una capa sellante de látex o poliuretano y de hilos (fibra) de polietileno. La fibra se teje en la base, cuantas más puntadas por metro cuadrado y mayor número de fibras por puntada, mayor densidad tendrá el césped artificial. Este factor afecta a la calidad del césped, ya que cuanto más denso sea menos presión se aplica a cada una de las fibras al pisarlo y de esta forma, recuperarán antes su posición vertical. Así, aguantará un mayor uso y por tanto, tendrá una vida útil más larga. Cuanto más denso sea un césped artificial más fibras se habrán utilizado en su fabricación y por tanto, lo lógico es que su precio sea mayor.

También es cierto que muchos modelos de césped artificial cuentan con diferentes formas de fibra (forma de V, S, U, C…) que otorgan mayor densidad y hacen que recuperen mejor su posición sin tener tantas puntadas como otros. Esto también hay que tenerlo en cuenta.

  • Dtex. Es una unidad de medida que relaciona masa y longitud. Se define como la masa en gramos por cada 10.000 metros de fibra o filamento. Por lo que, cuanto más decitex tanga un hilo más resistente será. A mayor Dtex más cantidad de material se ha utilizado para su fabricación, lo que generalmente va unido a una mejor recuperación de las fibras y por tanto, una mayor calidad.
  • El efecto memoria es la capacidad de recuperación de las fibras después de ser pisadas. Las fibras con forma cóncava favorecen la recuperación de la posición vertical después de la pisada. Además, la fibra tiene que ser flexible, de esta forma no se arrugará y recuperará su posición rápidamente al pisarla.
  • La altura de las fibras es otro factor a tener en cuenta. Cuánto más altas sean aportarán generalmente una mayor belleza visual, pero también es cierto que se recomienda tener en cuenta el tránsito que va a tener el césped a la hora de elegirlo. Un césped de menor altura, por lo general, recuperará con más facilidad su posición vertical. Por lo que para espacios muy concurridos como ferias, stands, conciertos… Se recomiendan fibras no demasiado altas ya que suelen recuperar más rápido.

altura-cesped-artificial

 

  • Otra característica importante si tu césped va a estar expuesto al sol es que tenga protección UV para los rayos ultravioleta, si no la tiene perderá el color con el tiempo.
  • Grado de confort, cuanto más vayamos a utilizar nuestro césped debemos valorar más la amortiguación a la pisada y suavidad al tacto.
  • La suavidad al tacto del producto es muy relevante, que sea suave y que no pinche. Si tenemos niños pequeños o mascotas que van a corretear y tirarse por el césped es un factor a tener en cuenta.

suavidad-cesped-artificial

 

  • El color no afecta a la calidad de las fibras, simplemente es una cuestión estética y de gusto. Pero lo lógico es buscar un color de césped artificial que se asemeje al máximo al césped natural.
  • Garantía, exige un mínimo de 8 a 10 años de garantía, aunque lo normal es que una instalación tenga una vida útil mucho más larga, que dependerá del uso y cuidado que se le dé.

Como ves son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un buen césped artificial. Nuestro mayor consejo es que te pongas en manos de profesionales y elijas un producto de calidad. De esta forma, realizarás una inversión inteligente que disfrutarás 365 días al año, y alargarás la vida útil de tu instalación.