Los tejidos en la  decoración de interiores son un elemento característico de la. Siendo las telas, sus texturas, colores y patrones lo que le da al hogar un toque mágico y lleno de personalidad. Lo que le permite a cualquier persona renovar la estética de su casa sin la necesidad de tener que cambiar todo su mobiliario.

El poder y uso de los textiles se ve en cada rincón del mundo, motivo por el que son una herramienta imprescindible para decorar el hogar, desde la cocina hasta los dormitorios. Una combinación estratégica entre tejidos, muebles y la estructura de la casa darán sin duda esa esencia tan anhelada en el hogar, ¿pero qué elementos hacen esto posible?

Los tejidos en la decoración de interiores

El uso de tejidos en la decoración se debe a muchos factores, que van desde la comodidad hasta la historia que estos pueden llegar a transmitir. Cada paso del proceso de confección guarda tras de sí años de ensayo y error, creatividad, innovación y un pasado cultural que varía enormemente según la técnica y materiales utilizados.

Esto le confiere a los tejidos un valor más allá de lo estético, siendo aquello que le brinda un toque mágico, una esencia que repercute en la percepción que se tiene del hogar. Con el equilibrio adecuado, el uso de tejidos puede modificar y adoptar un estilo de decoración particular que no es fácil de conseguir.

Elementos a considerar en la elección de telas y tejidos para el hogar

Al igual que ocurre con la elección del color de las paredes, de los muebles e incluso de las propias plantas, el decidir utilizar las telas y tejidos como un complemento activo en la decoración de interiores es algo que debe hacerse con cuidado, siendo necesario tomar en consideración los siguientes elementos:

  • Estructura del hogar y clima: ya sea una casa o un piso, su estructura es de gran importancia en la selección de productos textiles. Esto se debe principalmente al material de ciertas telas y el cómo elementos como la humedad, el exceso de iluminación o el polvo pueden afectar la calidad y durabilidad de esta; punto donde el clima puede convertirse en un gran aliado o enemigo.
  • Características del interior: de la mano con la estructura del hogar, las características propias de este como el color de las paredes, texturas, el tipo de muebles, accesorios y otros productos textiles juegan un papel fundamental. La combinación y complementación entre los diferentes objetos presentes en el hogar, será lo que permita o no obtener el estilo buscado.
  • Características del tejido: color, material y textura, resistencia y funcionabilidad, son las características principales que se deben revisar al seleccionar un tejido o tela en especial. Ya que cada uno puede representar una esencia determinada que debe equilibrarse con los demás objetos del hogar para lograr el efecto deseado.

Imagen cortesía de (www.cinconoticias.com), todos los derechos reservados.