El uso de las fotografías en la decoración de interiores se desenvuelve en una amplia gama de estilos que responden a las diversas características del hogar y a la personalidad de quienes lo habitan. Es por esto que antes de utilizar fotografías como elemento decorativo, la persona debe estar consciente de ciertos aspectos y claves para que su uso sea exitoso.

Las fotografías poseen muchos significados ocultos, lo que las convierte en una excelente herramienta para transmitir sentimientos, recuerdos o una esencia en particular. Y esto no solo se reduce a las fotografías personales, sino también a fotografías de paisajes, de famosos e incluso imágenes de revistas y dibujos con ciertas características distintivas.

¿Qué aspectos deben tenerse en cuenta al usar fotografías en la decoración de interiores?

Lo principal a considerar es qué quiere transmitir la persona con las fotografías y si su idea será compatible con las características de su hogar. En esto último se engloba el color de las paredes, el tamaño de la casa o piso, los muebles y otros objetos decorativos, así como la iluminación y el lugar donde se quieren colocar las fotografías.

Una vez esto se ha analizado, la persona debe estudiar qué estilo o combinación de fotos sería la más indicada para su objetivo. Para algunos lugares, las fotografías enmarcadas en grandes marcos son la elección más correcta, mientras que en otros, pequeños cuadros colocados en forma de collage son lo ideal. Sin embargo, todo esto dependerá de las características individuales del hogar y de lo que la persona desea conseguir.

En lo que respecta a la selección de la fotografía, se debe tomar en consideración el estilo que se va a utilizar y lo que se quiere transmitir. Si serán fotografías familiares, de viajes, de animales o bosques, etcétera. Además de esto, el lugar donde se colocarán es otro factor importante, ya que ciertas fotografías y estilos podrían no ser compatibles con un salón o cocina por ejemplo.

Datos de utilidad en el uso de fotografías como decoración

Al decidir utilizar fotografías como parte de la decoración de interiores, es necesario conocer ciertos datos de utilidad para lograr un perfecto equilibrio entre las fotos y los demás elementos del hogar:

  • En lugares pequeños o con poca iluminación, no se recomienda el uso de grandes cuadros o marcos demasiado gruesos, sobre todo si el techo está demasiado bajo. Sin embargo, en lugares espaciosos y altos estos se convierten en una de las mejores elecciones.
  • Aunque el uso de fotografías en blanco y negro dan un efecto especial y atrapante, la persona no tiene porque limitarse solo a ellos. El contraste de colores y las combinaciones son herramientas de gran poder a la hora de crear un efecto incomparable.
  • Los marcos delgados de madera son los más utilizados en la mayoría de los casos y permiten una multitud de combinaciones. La persona también puede experimentar con marcos con formas variadas como puzzles o incluso utilizar otros elementos de decoración como los mapamundi para resaltar las fotografías utilizadas, siempre priorizando el equilibrio y compatibilidad.

Imagen cortesía de (casaa.site), todos los derechos reservados.