El estilo industrial nunca pasa de moda: inspirado en la Nueva York de mediados del siglo pasado, es un estilo con un peculiar carácter que combina la vanguardia con la creatividad. En esa época, numerosos artistas de Nueva York tomaron espacios industriales y fábricas viejas como viviendas, imprimiendo en ellas ese estilo que hoy se recrea como toda una tendencia en decoración para el hogar.

Estilo industrial: 7 claves para decorar tu hogar ideas-para-decorar, casas Blog Decoracion

 

Los materiales más usados para el estilo industrial son el hierro, el acero, el hormigón y la madera, combinados con lámparas antiguas y muebles que se han desgastado con el paso del tiempo, creando un aire bohemio pero a la vez encantador. Acá te damos las claves para que apliques en tu hogar este particular estilo.

 

  1. Casa desnuda. Una de las características más impactantes del estilo industrial es desnudar las estructuras de la casa: tuberías, paredes de ladrillos, la instalación eléctrica e incluso los cielos rasos de los techos se pueden mostrar sin pudor.
  2. Menos es más. Este estilo implica una sensación de orden, por eso no hay que tener elementos decorativos superfluos ni llenar las estanterías con objetos. Puedes elegir piezas como botellas de vidrio y lámparas de pie de aspecto retro. Una maleta desgastada por el tiempo será perfecta. 
  3. Todo abierto. La perfecta decoración industrial recrea los llamados “loft”: esos espacios fabriles de techos altos en los que los artistas neoyorquinos convirtieron en sus hogares. Por eso las estancias conviven entre si, sin mayores separaciones y los grandes ventanales permiten que entre la luz.
  4. Madera, acero y hierro. Esta trilogía es la clave de la decoración industrial. La madera se muestra sin empachos en estanterías y mesas, con acabados rústicos y fabriles. Las piezas de hierro como ruedas y otras son complementos perfectos en este estilo. 
  5. Colores naturales. El negro, el marrón y los grises son los protagonistas en esta decoración. Las maderas de colores naturales aportan la necesaria calidez, pero en general tanto las paredes como los pisos son de colores grises o neutros. Alguna pincelada de color puede aparecer en textiles, pero sin exagerar.  
  6. Toque vintage. El toque bohemio lo puede aportar algún mueble de líneas rectas, con aspecto antiguo. Puede ser decapado: piezas con mucha personalidad que se pueden conseguir en anticuarios y mercadillos. Le darán el toque perfecto a la decoración. Elementos de fábricas antiguas también le darán un aspecto especial.    
  7. Descuido cuidado. La decoración industrial requiere que los espacios no sean exactamente perfectos. Al contrario, los objetos que acompañan la decoración están pensados para dar ese aspecto: cada detalle debe ser pensado con cuidado para no desentonar y lograr el efecto deseado. 

Imagen cortesía de https://www.womenalia.com, todos los derechos reservados.