¿Pensabas que no se podía combinar la sobriedad de la decoración nórdica tan en boga, con el ímpetu más atrevido propio de una ciudad como California? Pues la respuesta a esta simbiosis tiene nombre y está conquistando hogares: el estilo scandifornian.

¿Has escuchado hablar del estilo scandifornian? Aquí te contamos todo sobre esta novedad curiosidades-decoracion Blog Decoracion

Esta nueva fusión se da a partir del amplio lugar que un estilo neutral y sencillo como el nórdico, le otorga a otras tendencias decorativas pudiendo generar una mixtura que lograr un resultado fabuloso, como ha ocurrido anteriormente con la mezcla entre la decoración nórdica y japonesa.

El estilo nórdico sigue siendo tendencia, y esto es porque temporada tras temporada encuentra nuevas formas de readaptarse justamente, en fusión con otros estilos que le aportan frescura y novedad. Estas son las cualidades el estilo scandifornian.

El blanco por sobre todas las cosas

Sabemos que el blanco es el color por excelencia de la decoración escandinava. Si a esto sumamos el hecho de la luminosidad y la claridad que caracterizan al cielo de Los Ángeles, entonces encontramos la combinación esencial de este aspecto que da vida al estilo scandiforninan.

Sobre el blanco como color base y predominante, colores tierra, beige, verdes sutiles y naranjas se despliegan con delicadeza. La premisa del estilo scandifornian es una combinación entre el minimalismo de la deco escandinava, junto con un estilo bohemio y vintage de los años 70 propios de la deco californiana.

Materiales eco friendly para lograr un estilo scandifornian

Para lograr este estilo vintage y a la vez sobrio, la madera clara es un elemento fundamental en esta decoración. Su delicadeza y naturalidad permite que pueda repetirse tanto en el suelo como en los muebles o en el techo.

Combina con este estilo a la perfección, le otorga claridad al ambiente y una relación con lo natural que la decoración nórdica siempre mantiene.

A esto, se suman otros elementos hechos de recursos naturales que no pueden faltar para darle el toque final al estilo scandifornian. Nos referimos al mimbre, lino, corcho, sisal y bambú, algodón en los textiles, piedras y cerámicas entre otros.

Minimalismo y bohemia

Finalmente no olvides que para todo estilo nórdico respetar las líneas sencillas y el minimalismo es importante. No porque sea un estilo californiano y bohemio, significa que debamos sobrecargarlo.

Podemos lograr un estilo bohemio y vintage de forma sutil, con piezas icónicas de los años 50 que cobran protagonismo en tu hogar, sin resultar excesivas.

Una butaca, un espejo, un calendario, algún que otro artículo pop art, son pequeños detalles que pueden hacer la diferencia y darle el toque californiano que le falta a tu decoración nórdica, dando nacimiento al estilo scandifornian que ya enamora a más de uno.