Restaurar tu cama de madera
                                                                                Restaurar tu cama de madera

Restaurar tu cama de madera puede ser una excelente idea para que puedas seguir usándola por uno años más, y para que le des un nuevo aire a tu habitación. Así que no te desanimes si notas que la madera está un poco desgastada, esto siempre tendrá solución y puedes conseguir resultados increíbles.

Entonces si ya te decidiste a restaurar tu cama de madera ve a echar un vistazo a lista de pasos que aparece a continuación para que hagas un buen trabajo.

Prepara la cama para ser restaurada

Para empezar, desarma la cama para que puedas trabajar con cada parte de forma más cómoda, y también para que hagas un buen trabajo. Luego limpia muy bien la cama para que la suciedad no estropee tu trabajo. Por último, si tu cama tiene algún cajón en la parte de abajo retira los tiradores de estos para que te sea más fácil restaurarlos.

Cubre los agujeros para restaurar tu cama de madera

Es probable que la madera esté un poco desgastada y tenga rayones o agujeros, entonces, busca un buen relleno para madera. Este producto te ayudará a que tu cama adquiera un acabado perfecto y luzca como nueva. Eso sí, es muy importante que dejes secar muy bien este producto para que puedas continuar sin problema con el resto del trabajo.

Alista la madera para aplicar la pintura

Una vez se haya secado el relleno de madera, procede a lijar las superficies para retirar los excesos que hayan quedado de este producto. Después, retira los restos del lijado, y empieza a imprimar la madera. Recuerda que este proceso de imprimación es muy importante para que la pintura sea mucho más resistente a factores externos y para que los acabados queden perfectos.

En este caso, lo más recomendable es que dejes secar el producto que usaste para imprimar la madera y luego procedas a lijar por última vez para quitar imperfecciones. No te preocupes, que una vez seque el producto ya será absorbido por la madera y al lijar no correrás ningún riesgo..

Pinta con mucho cuidado

Apenas termines de imprimir y lijar, puedes empezar a aplicar la pintura en la madera. Para esto puedes utilizar un brocha o rodillo, cualquiera de los dos te ayudarán a hacer un buen trabajo. Eso sí, asegúrate de conseguir una buena pintura para madera, ya que la idea es que tu cama se mantenga en perfecto estado por un buen tiempo.

Por último, recuerda que una sola mano de pintura no es suficiente para restaurar perfectamente tu cama de madera. Entonces, espera a que se seque bien la primera mano y procede a aplicar la segunda para darle un mejor acabado. Para terminar, aplica un buen sellador de pintura para evitar que factores externos causen rayones o desgaste en la pintura.