El tener hijos cambia totalmente la perspectiva de la decoración del hogar y de los cuidados que debe tener su arquitectura. Es por eso que se vuelve indispensable, realizar las modificaciones pertinentes para que sea segura. Entre ellas está la de adaptar tu cocina para niños.

Cómo adaptar tu cocina para niños proyectos-de-decpracion Blog Decoracion

Es sano enseñar a los niños desde temprana edad a colaborar con los quehaceres domésticos, delegándole pequeñas acciones y tareas que ellos puedan realizar. Esto ayuda en su desarrollo de autonomía y de autovaloración, al sentirse útiles para el hogar, y al realizar en conjunto actividades con sus padres.

Sin embargo, muchas veces tememos que los niños se acerquen a sectores como la cocina, más aún si nuestra casa no está adaptada para niños. Por eso hoy veremos cómo adaptar tu cocina para niños.

Adaptar tu cocina para niños transformándolas en espacios más abiertos

El término kids-friendly se utiliza justamente para denominar a todo aquello catalogo como permitido y adaptado para niños. En este sentido, las cocinas abiertas entran dentro de la categoría de ids-friendly.

Al tratarse con niños, es mejor eliminar paredes, puertas, pasillos y todo aquellos que pueda complicar el paso de los mismos, y lo que nos impida mantenerlos vigilados.

Las cocinas abiertas o semi abiertas permiten justamente, tener una visión integral de todo el espacio, y por ende, poder estar realizando una tarea mientras miramos qué hacen los niños.

El minimalismo también va de la mano

Cómo adaptar tu cocina para niños proyectos-de-decpracion Blog Decoracion

Siguiendo con la línea de evitar los espacios sobre cargados, teniendo conocimiento de lo mucho que les gusta correr y juguetear a los niños de aquí para allá, lo ideal es que tratemos de limpiar y desaturar lo más posible el ambiente que nos rodea, dejándolo abierto y espacioso para ellos.

Aprovecha esta limpieza para re organizar las cosas, facilitándole a los más pequeños, las herramientas a las que se les este permitido acceder a la hora de ayudar en la cocina, y volviéndolas accesibles para su estatura. Al mismo tiempo separa y deja más arriba todo aquello que quieras dejar fuera de su alcance.

Al adaptar tu cocina para niños, lo primero es la seguridad

Claro que es lo primero en lo que debes pensar, y para esto vienen algunos artefactos ya preparados para niños. Como ser los hornos de puerta fría, lo cuales más allá de que estén en pleno trabajo, mantienen su exterior frio.

También existen los protectores antivuelco, ya sea en la cocina misma, para que los niños no se acerquen al fuego o no quieran tocar la olla, como así también en los estantes y mesas.

Una alfombra de vinilo también es otra forma de pensar en la seguridad de tus niños, para prevenir cualquier tipo de accidente, siendo algo común que los suelos de la cocina resulten mojados o resbaladizos.

Todas estas son formas de adaptar tu cocina para niños, que traerán a tu vida mayor tranquilidad, y mayor trabajo en equipo de toda la familia.