La tendencia general es a pensar que mientras más grandes los espacios de la casa, mejor. Al caer en este pensamiento se relegan los espacios pequeños sin ser conscientes del enorme potencial que estos tienen. Hoy veremos cómo decorar cuartos pequeños.

El desafío de decorar cuartos pequeños decoracion-dormitorios Blog Decoracion

Es cierto que el espacio te da la libertad de poder adaptar el cuarto de la forma que tú quieras, pero si no sabes cómo decorarlo correctamente, se corre el riesgo de que trasmitan frialdad o vacío. Sin embargo con un espacio pequeño, siempre tendrás la seguridad de que este será un ambiente cálido y confortable.

Entonces, teniendo en claro que ambos tipos de espacios son válidos, y ambos presentan sus pros y contras, se hace necesario tener conciencia de cómo realmente decorar cuartos pequeños. Más aún tratándose del dormitorio, nuestro espacio de descanso y relax.

El minimalismo va de la mano al decorar cuartos pequeños

Este precepto es importante. Un ambiente saturado de objetos y muebles, no va de la mano con un espacio pequeño. Si te animas a deshacerte de todo aquello que no utilizas, y conservas sólo lo indispensable, ya comenzarás a sentir la liviandad y el bienestar que generan un ambiente espacioso y holgado.

Puedes elegir un objeto que será el protagonista de la habitación, aquel que hará de punto focal. Puede tratarse de un cuadro de grandes dimensiones, un cabecero por encima de la cama, o una lámpara llena de personalidad, lo importante es que escojas sólo uno de ellos y no que elijas todos juntos.

Cómo debe ser la cama en un cuarto pequeño

No por tener un dormitorio pequeño, la cama también deba serlo. Bien puedes tener una cama de 2 plazas, o de 1 plaza y media. Lo importante ante todo, es que sea baja. Las camas bajas en cuartos pequeños favorecen a la circulación del aire, y además ayudan a que visualmente el ambiente no esté tan sobrecargado.

Los colores en un cuarto pequeño

Para una mayor sensación de ligereza, es indispensable que tanto la ropa de cama como los colores de las paredes no resulten excesivos. Elige colores suaves, neutros o pasteles. Recuerda que los colores claros agrandan los ambientes, y que el blanco será tu gran aliado para este cometido.

Los colores claros ayudarán a que el espacio se vea más diáfano y pulcro y por ende, menos sobrecargado.

Al decorar cuartos pequeños debes conservar la simpleza

Esto se aplica tanto a los muebles, las formas, y los objetos que decides conservar en tu cuarto pequeño. Libera la cama de objetos, es mejor que no se encuentre abarrotada de cojines. Y que la mesa de noche sea pequeña y simple, puede tratarse simplemente de un banco o un taburete.

En palabras generales, al decorar cuartos pequeños es importante conservar la simpleza.