Los sillones en sus distintos tamaños, colores y formas son elementos fáciles de incorporar para completar la decoración de los espacios del hogar. Salones, recibidores, oficinas, bibliotecas y habitaciones pueden avivar su decoración con un cómodo y funcional sillón.

Los sillones son elementos decorativos y funcionales para un dormitorio ideas-para-decorar, decoracion-dormitorios Blog Decoracion

Las tiendas físicas y online que se encargan de la venta de productos para el hogar y su decoración, cuentan con una gran variedad de sillones. No importa si es un sillón para dormitorio juvenil o de matrimonio e incluso para una habitación de solteros o del bebé, podrás encontrar uno que se adapte a tus gustos y al diseño de cualquier ambiente.

Tener un sillón en el dormitorio potencia y diversifica el espacio 

Disponer en las habitaciones de un sillón, es crear un espacio funcional donde sentarse para realizar otras actividades distintas a dormir, como un rincón para leer, una zona para ver la televisión desde otro lugar que no sea la cama o una pequeña área del vestidor. 

De acuerdo al modelo que se elija tener en la habitación, será posible mejorar su aspecto general. La gran variedad de formas, colores y tamaños, se combina con la funcionalidad con la que son diseñados.

La versatilidad de un sillón

Los sillones en las habitaciones contribuyen a la decoración, agregando estilo, distinción, color y funcionalidad. 

Son muchos los modelos entre los que puedes elegir: 

  • Butacas: tienen respaldo pronunciado hacia atrás y asientos cómodos, incluyen dos brazos de apoyo que pueden ser o no acolchados, y son de un solo puesto.
  • En forma de L: su nombre refiere la característica visual más destacada. Suelen ser de tamaño mediano o grande, ideales para alcobas amplias.
  • Mecedoras: con brazos y respaldo acolchados o lisos. Su fabricación es con diversos materiales, su base es curva para balancearse hacia adelante y atrás sobre ella.
  • Largo: de un ancho estándar, tiene forma alargada para permitir sentarse o recostarse con las piernas totalmente estiradas. Su diseño es ideal para habitaciones estrechas.
  • Modulares: pueden ser de una o dos piezas desprendibles para su colocación en un mismo lugar o combinar. Su tamaño es pequeño, ideal para habitaciones con poco espacio.
  • Taburetes: son muebles individuales de tamaño y diseño compacto. No tienen respaldo ni apoyabrazos. Sus formas y materiales de fabricación son muy diversas.
  • Sofá cama: con diseño multifuncional. Puede ser desplegado como cama para brindar un espacio adicional para el descanso o actividades de entretenimiento. Suelen incorporarse en habitaciones con poco lugar, como los estudios o dormitorios para huéspedes.
  • Ergonómicos: con la comodidad como base de su diseño tienen respaldo, se reclinan y ajustan a distintos niveles y posiciones.
  • A medida: son fabricados con diseños personalizados en cuanto a sus materiales, tamaño, colores, formas y funciones. 
  • Inteligentes: tienen motorización y mando a distancia. Incorporan funciones como masaje, música y vibraciones.

 

¿Qué considerar antes de elegir un sillón para el dormitorio?

  • Diseño y tendencia: considera que el sillón completará la decoración del dormitorio, por lo que deberá armonizar con el diseño y resaltar en él. Ya sean tradicionales o con incorporación de elementos tecnológicos o terapéuticos para funcionalidades inteligentes, es fundamental que la tendencia combine con tu estilo.
  • Materiales: aunque es un mueble de interior que no lidiará con los factores del clima, considera que sus materiales sean de alta calidad, duraderos y resistentes.
  • Tamaño: el equilibrio y la proporcionalidad son fundamentales, de acuerdo al espacio y al uso. Si bien es un elemento que debe resaltar, tiene que ser de la forma adecuada.
  • Color: sea unicolor o estampado, el color es un factor muy importante a considerar, pues además del tamaño y tendencia muy relevante en el diseño, debe favorecer el impacto visual hacia lo positivo.
  • Funcionalidad: el sillón para el dormitorio debe ser, además de ergonómico, funcional, que permita comodidad al usarse. En gran parte, esto dependerá de su tamaño, diseño y materiales de fabricación.
  • Precio: considera cuánto dinero tienes y lo que deseas gastar. Busca que la compra esté respaldada por garantías de fabricación. Para asegurarte de ello adquiere una marca reconocida y en una tienda de trayectoria.

Contar con un sillón en la habitación es agregar valor al espacio, complementar el diseño y potenciar el estilo. Hacerlo es una excelente decisión si se ejecuta de la forma correcta.