La lógica general nos dice que los espacios pequeños son más cerrados e ingresa en ellos menos luz. Sin embargo es posible ganar luminosidad en un espacio pequeño. Para ello debes conocer qué factores hay que explotar para conseguir más luz en el hogar.

Cómo ganar luminosidad en un espacio pequeño decoracion-iluminacion Blog Decoracion

Sería un error condenar a un espacio por su tamaño o por su falta de luminosidad. Debes saber que no todo está perdido, y que existen soluciones que puedes implementar para ganar luminosidad en un espacio pequeño.

Ganar luminosidad en un espacio urbano

Los colores cumplen un papel fundamental en la luminosidad de un cuarto. Este consejo suele aplicarse muchos en los pisos urbanos. En las ciudades la entrada de luz suele ser diferente que en los espacios más abiertos como las casas de suburbio o de campo.

En las ciudades los edificios son contiguos y tapan la luz, más aún en los pisos más bajos desde horas más tempranas el sol deja de llegar. Y muchas veces la llegada o no de sol depende de la ubicación del piso en el edificio.

Si es verano esto no sería un problema ya que ayudaría a mantener el piso fresco. Sin embargo en invierno se hace necesaria una mayor luminosidad. Para evitar que el apartamento se vea lúgubre entonces es necesario pintar las paredes del mismo en tonos claros.

Otro consejo importante tiene que ver con la cantidad de luz que permitimos que ingrese por las ventanas. Para esto es importante utilizar cortinas vaporosas de textiles livianos y traslúcidos, que ayuden a este cometido.

Otros colores que ayudarán a ganar luminosidad en un espacio pequeño

Prioriza el blanco ante todo, no sólo otorga luz sino que además amplía. Otros colores complementarios pueden ser los grises en sus tonalidades más más claras. Los colores cálidos ayudan a brindar más luz y calor, como el amarillo o el naranja.

Finalmente el azul claro y el salmón son otros tonos que ayudarán con la luminosidad.

Otros consejos a tener en cuenta

También debes saber que mientras más objetos y muebles tengas en el hogar, estos de roban un pedacito de luz. Una sobrecarga en el ambiente de cosas conlleva a mayor oscuridad.

Entonces ya sabemos que lograr espacios en tonos claros y casi minimalistas, despojados de objetos, será sinónimo de espacios luminosos.

Por otro lado y con respecto a la iluminación artificial, debemos saber que esta es un complemento importante. Lo ideal es tener una luz general que ilumine todo el ambiente de forma uniforme. Y luego complementar con lámparas de diferentes tamaños y diseños en distintos puntos de la habitación.

El tamaño de las ventanas claro que también es un factor decisivo. Procura que si de por sí la luz que ingresa no es demasiada, entonces al menos que los ventanales sean grandes y amplios para permitir ganar luminosidad en un espacio pequeño.