La iluminación es un factor fundamental a la hora de decorar, pero erróneamente solemos concentrarnos en otros componentes como los materiales, el color, los muebles, y le otorgamos poca relevancia a la luz artificial de nuestro hogar. Anímate a jugar con las luces y crea ambientes increíbles en cada habitación.

Cómo jugar con las luces decoracion-iluminacion Blog Decoracion

Si no sabes cómo, no tienes por qué preocuparte. A continuación te daremos algunos consejos de cómo jugar con las luces. Recuerda que según el tipo de luz de cada ambiente puedes crear distintas sensaciones y climas dependiendo de lo que busques, y de la funcionalidad de esa habitación.

Combina luces

El primer consejo es el atreverse a combinar. Esto significa que además de utilizar la luz principal, hay que ajustar esa ambientación con luces decorativas más pequeñas, y con luces puntuales tipo lámparas. Por ejemplo, en un dormitorio si lo compartes con otra persona, lo ideal es que además de la luz principal, cada persona cuente con su luz puntual por si una de ellas necesita dormir y la otra realizar otra actividad, esto evitará molestias y es práctico. Por otro lado, las luces decorativas a lo que ayudan es a transmitir sensaciones agradables y amenas.

El color de la luz

Por lo general, las luces cálidas transmiten sensación justamente, de calidez. Son relajantes e ideal para reuniones. Lo que puedes hacer en momentos de reuniones sociales para que una luz general no agobie demasiado la vista y no rompa con la intimidad, es dejar dispuestas varias luces puntuales y decorativas para que la luz principal pueda apagarse pero sin llegar a quedar a oscuras. Por otro lado, si tienes habitaciones pequeñas como una cocina, las luces blancas lo que hacen es ampliarla, además de ser un color frio y esto contrarresta al calor de la cocina. No obstante no significa que no puedas combinar este blanco con algunas luces decorativas de colores para darle otro toque.

Jugar con las luces decorativas

Hay de todo tipo de luces decorativas, desde luces navideñas, guirnaldas para ser colgadas sobre la cama, o pueden ir desde el techo en caída. Si se colocan muchas guirnaldas una al lado de otra de forma vertical, pueden crearse bellas cortinas de luces. Están los pequeños focos que quedan excelentes guardados en frascos, para habitaciones como el baño o el dormitorio. Existen guirnaldas del tipo led, que pueden servir para colocarlas en algunos muebles. A veces una palabra escrita con luces, sobre la cama o sobre el sofá del living, suele ser una buena opción a la hora de amenizar el ambiente para ver una película. Y también los objetos, desde estrellas a cualquier forma que te puedas imaginar, que vienen con pequeños foquitos que quedan muy delicados.

En resumen, lo importante a la hora de jugar con las luces es que no olvides la función de esa habitación, no es lo mismo una oficina en donde necesitas una buena luz puntual para ver bien, a una cocina, en donde necesitas una luz más bien uniforme en todo el ambiente. Así que ya sabes, ¡hora de jugar!.