La exquisita decoración de los palacios de la reina Isabel II

La exquisita decoración de los palacios de la reina Isabel II

Con la muerte de la reina Isabel II, la exquisita decoración de los palacios de la monarca está dando la vuelta al mundo.

En homenaje a su memoria y destacando su gusto exquisito en ambientes y decoración, te contamos cuáles eran los palacios preferidos de la reina.

La decoración de los palacios de la reina Isabel II

El palacio de Buckingham

La residencia oficial de la monarca británica siempre mantuvo un aire de residencia oficial, pero también un espacio de mucha privacidad para ella.

Las paredes del palacio han sido testigo de cenas de galas, mandatarios internacionales, personajes históricos, entre otros sucesos.

Es muy conocido por el inolvidable cambio de guardia, un acto protocolario y todo un espectáculo majestuoso.

El palacio cuenta con casi 800 habitaciones que incluyen despachos, suites, cuartos de servicio, salones, entre otros. Muchos de ellos se han conocido en fotografías o han sido cuidadosamente ambientados en series como The Crown de Netflix.

La construcción de Buckingham inició en 1709 y terminó en 1829. En el año 1837 la reina Victoria convirtió el palacio en la residencia oficial de la familia real.

Desde la época todos los monarcas del Reino Unido lo han ocupado para tal fin. A lo largo del tiempo y con el paso de las generaciones, ha sido sometido a varias remodelaciones.

Sandringham Palace

Era el palacio de la Navidad y los discursos navideños. Todos los años la familia real se reunía allí para pasar las festividades.

En la decoración del palacio predominaba el color verde en el comedor. De hecho, fue el tono escogido por la reina Mary en 1938 con el fin de destacar los tapices que son réplicas de trabajos de Francisco de Goya.

El castillo de Balmoral

Era el lugar predilecto de la reina para pasar el verano y sus vacaciones, incluso desde muy niña. También fue el refugio durante la pandemia del Covid junto con su esposo también fallecido, Felipe de Edimburgo.

Este castillo lo compró el príncipe Alberto (marido de la reina Victoria) en 1852.

A mediados de agosto, la monarca viajó al castillo para pasar el verano y descansar. De hecho, la última imagen de la reina Isabel II con vida y que circuló por todos los medios de comunicación del mundo, fue en la Royal Drawing Room.

En esa sala de estilo neoclásico con una gran chimenea y dos días antes de su muerte, recibió a la nueva primera ministra, Liz Truss.

El castillo de Windsor

Situado a media hora de Londres, era el principal destino del fin de semana de la reina.

Fue construido en el siglo XI y el lugar escogido para la boda entre Meghan Markle y el príncipe Harry. Allí reposan los restos del rey Jorge VI y los de Felipe de Edimburgo.

 

Copyright ©2017, LOO4DECO. All Rights Reserved. CREATED BY JEZZ Media | Madrid - Barcelona