Renovar la decoración con la llegada del otoño

Con el cambio de estación llega también el cambio de las temperaturas y debemos adaptar nuestros hogares a las necesidades de la nueva estación. Y como el otoño está a la vuelta de la esquina, hoy nos paseamos por algunos rincones inspiradores que nos ayudarán a prepararnos y preparar los diferentes ambientes de nuestra casa para la llegada del frío.

Los tonos tierra 

Los tonos tierra son un clásico en la decoración de otoño. Estos colores aportan calidez y, si los combinamos con textiles y materiales que potencien esa sensación de calidez, obtendremos estancias realmente acogedoras.

¡Otoño! Cómo renovar la decoración para la nueva estación ideas-para-decorar Blog Decoracion

En este caso, por ejemplo, se ha recurrido a cojines de terciopelo y otros colores que evocan la naturaleza, como el verde, que junto a los muebles de madera, contribuyen a crear un espacio acogedor, cómodo y muy relajante.

Blanco, negro y madera

El blanco y negro es una combinación acertada siempre. Y cuando además entra en juego la madera, obtenemos un resultado ideal para las temperaturas frías. Cuanto más oscura sea la madera, mayor calidez aportará al ambiente.

¡Otoño! Cómo renovar la decoración para la nueva estación ideas-para-decorar Blog Decoracion

La gran ventaja de esta combinación siempre ganadora es que es fácilmente adaptable a cualquier otra estación. Y es que cuando llega la primavera, o el verano, con tan solo añadir algunas notas de color a través de los complementos decorativos, la decoración cambia de forma radical. Así que si buscáis una solución práctica y rápida que no os lleve demasiado tiempo, trabajo e inversión, esta es apuesta es la ideal.

Renovar la decoración con un toque más alegre

Otoño no tiene por qué ser sinónimo de aburrido. Por eso, para los que preferís la alegría y el color, los tonos rojizos y mostaza son ideales para ambientar nuestras casas en otoño.

¡Otoño! Cómo renovar la decoración para la nueva estación ideas-para-decorar Blog Decoracion

Si ya tenéis una base en tonos más neutrales, bastará con añadir algunos complementos (jarrones, puf, flores, etc.), en estos colores. Los textiles, como casi siempre en estos casos, serán vuestros grandes aliados (mantas, cojines, colchas, alfombras, cortinas…) os ayudarán a cambiar por completo cualquier ambiente, convirtiéndolo en un lugar más otoñal sin demasiadas complicaciones.

Vosotros, ¿cómo vais a adaptar vuestros hogares al otoño?