Una pequeña terraza en nuestro piso puede ser la solución a la falta de contacto con la naturaleza que imponen las metrópolis. Este será tu rincón de aire puro, relajación, y hasta de reuniones sociales. Para lograr este cometido es importante que sepas de qué manera decorar una terraza.

La elección de los muebles para decorar una terraza

La elección de los muebles dependerá principalmente del tamaño de tu terraza. Si no cuenta con mucho espacio entonces puedes acompañar la decoración con un juego de una mesa redonda pequeña y sillas para dos personas

En cambio si cuentas con el espacio suficiente, puedes aprovechar y emplear muebles más grandes. Incluso si quieres ahorrar y de paso dar una mano al planeta, puedes restaurar palés viejos y armar un juego de sillones con una mesa ratona, debidamente barnizados para protegerlos del clima.

De esta forma tendrás una especie de living pero en el exterior del hogar, para poder aprovechar el sol al aire libre sin salir de casa. Incluso con unos buenos cojines estarás creando un rincón ideal para pasar las tardes leyendo, descansando o hasta trabajando.

Una hamaca mecedora es el toque que nunca falla en una terraza. Van a la perfección con este ambiente de la casa, y será una alternativa más con la que contarás para recostarte, para hacerlo siempre con estilo.

Las plantas no faltan al decorar una terraza

El otro elemento que no puede faltar, ya que estamos evocando a la naturaleza y el aire libre, son las plantas. Puedes variar en sus colores, formas y tamaños. Combinar algunas más grandes con otras más pequeñas. Reservar muebles donde colocar pequeñas macetas con variedad de especies.

También puedes optar por alguna que otra planta colgante, o por jardines verticales. Quienes quieren darle un toque más de verde a la terraza, suelen optar por el césped sintético. La imposibilidad de que crezca césped fresco en las alturas de los pisos no es motivo para dejar de lado el verde y la naturaleza, el césped sintético suele ser una solución práctica y original.

Procura tener en cuenta la orientación de tu terraza y cuánto sol recibe, para elegir las plantas ideales según el tipo de luz con el que cuentas.

La iluminación es el toque final

Es importante pensar en este factor, ya que durante el invierno pasarás momentos en tu terraza mientras sea de día, pero en el verano verás la necesidad de salir a tomar aire fresco y de contar con un espacio como una terraza bien ambientada.

Para esto unas luces cálidas y tenues que aclimaten el ambiente son ideales. Puedes colgar varias guirnaldas de luces navideñas juntas para crear un foco de luz y un mayor efecto visual, o también puedes optar por una guirnalda de luces de colores, según tus gustos.

Teniendo en cuenta estos tres factores para decorar una terraza lograrás la terraza de tus sueños.