Mamá, quiero ser diseñador de interiores curiosidades-decoracion Blog DecoracionSon muchos los proyectos, las casas, los espacios que hemos visto pasar por Look4deco desde que comenzamos nuestra andadura online; muchas las decoraciones analizadas y muchos los profesionales con los que hemos hablado del apasionante mundo del interiorismo. Y si hay una conclusión certera a la que hemos llegado es que cuando un espacio o una casa nos deja con la boca abierta, detrás hay un buen profesional o, como mínimo, alguien con la sensibilidad necesaria para imprimir alma y personalidad en un espacio.

Y no, no se trata de personas elegidas por alguna divinidad a las que se le ha concedido un don.

Para ser un buen diseñador de interiores solo es necesario tener pasión por el mundo deco y una buena formación.

Si eres de los que ve un espacio y automáticamente tu mente comienza a idear bocetos y distribuir elementos, deberías seguir leyendo… Te contamos todo lo que necesitas para convertir tu pasión en tu profesión.

Cualidades de un interiorista

Mamá, quiero ser diseñador de interiores curiosidades-decoracion Blog DecoracionLa pasión es fundamental, pero siendo realistas, no es lo único que necesitas…

Lo ideal, si quieres dedicarte al diseño de interiores, es que además cuentes con criterio, curiosidad, creatividad, sensibilidad. El sentido del espacio también es importante, las proporciones, los colores y hasta la capacidad de observar e innovar.

No olvides que tendrás que trabajar con clientes de lo más diverso, por lo que poseer empatía y ser buen comunicador te aportarán un plus que te ayudará a desempeñar tu trabajo de manera eficaz y eficiente.

¿Con esto se nace? Pues no necesariamente. Es posible que algunas cualidades o habilidades las poseas de manera innata y otras no. Desarrollarlas y trabajar de manera constante sobre ellas es lo que te permitirá alcanzar la excelencia. 

Formación

El talento juega un papel importante, pero si realmente quieres vivir de tu pasión, la formación académica es imprescindible. Para potenciar el talento precisas de una formación de calidad que te aporte conocimientos amplios y diversos para desempeñar tu trabajo.

Si tienes ya alguna formación al respecto, como puede ser arquitectura, puedes decantarte por cursos de especialización o puedes optar por un grado en diseño de interiores.

No dudes en invertir tiempo y esfuerzos en tu formación, será la base sobre la que comenzarás a construir tu futuro.

Si tu opción es realizar un grado en diseño de interiores,  adquirirás conocimientos sobre arquitectura, dibujo técnico y artístico, diseño digital, iluminación, paisajismo…

Piensa fuera de la caja

Casi por inercia, cuando hablamos de diseño de interiores tendemos a pensar en viviendas. Sin embargo, el interiorismo está presente en muchos otros espacios: locales, hoteles, oficinas, escaparatismo, entornos urbanos, espacios públicos…

El abanico de salidas a nivel laboral es muy amplio. Y quizá, lo que te permitirá destacar será enfocarte en un rama concreta, buscar o crear tu propio nicho, especializarte.