El verano se acerca lentamente, pero vale la pena comenzar a pensar en cómo incorporarlo a la decoración de la casa. Y es que no hay nada más bello que sentir ese cambio de estación a través de las texturas, de la iluminación y de los colores, por lo que queremos contarte cómo incorporar al verano en tu decoración.

Cómo incorporar al verano en tu decoración ideas-para-decorar Blog Decoracion

Cambio de cortinas

La luz es un factor clave en el verano y por ello es recomendable que cambies las cortinas durante el verano. Cuando hay temperaturas más frías es ideal incorporar una tela más pesada que contenga el calor dentro de tu hogar, pero durante la temporada estival, lo mejor es cambiarlas por unas blancas y livianas.

El motivo es simple: Los colores blancos atraen la luz y las telas menos pesadas generan que el calor no entre en la casa más que lo necesario. Las fibras naturales son las mejores para poder incorporar luz sin que también lleguen las altas temperaturas, en especial si te enamoras de unas cortinas de lino u algodón, por ejemplo.

Pequeños toques de color para incorporar al verano en tu decoración

El verano no es solo blanco, por lo que unos pequeños detalles en color nunca hacen mal. Si tienes poco presupuesto o tiempo para hacer la renovación de temporada, simplemente recuerda que puedes hacerlo colocando algunos almohadones con fundas de colores que resalten por ser vivo y brillantes.

¿Y si jugamos con el blanco?

Como ya habrás notado, el color blanco es clave durante la temporada de calor porque atrae la luz y aleja al calor. Puedes jugar con este color de forma muy simple: Pinta las paredes de tu casa y notarás que los espacios se hacen más amplios, pero que además los muebles destacarán mejor, especialmente si tienen color.

Si no eres muy aficionado al blanco extremo, hay otra tonalidades dentro de esa gama que también pueden ayudarte como el color crema. También puedes pintar solo una pared de una habitación y utilizar un color más vivo en otra para que la vista lograr una decoración divertida, pero que atraiga miradas.

¡Flores, flore y más flores!

Los fanáticos de las flores estarán contentos con la llegada de los días de verano porque los colores son mucho más bonitos y brillantes. Para acompañar a la decoración de tu casa en verano es un requisito casi obligatorio que compres floreros bellos que resalten en la decoración, pero que no le quiten protagonismo a las flores.

Algunos prefieren los floreros blancos completamente, mientras otras personas prefieren los que tienen detalles en dorado o plateado, aunque también hay fanáticos de los que tienen colores para poder contrastar el de las flores que los acompañarán. ¡Tú eliges!