El negro forma parte de los colores neutros, y muchas veces más que un color se lo considera como la ausencia de este. Tiene la gran ventaja por sobre otros colores de poder combinar bien con la mayoría de ellos, pero no por esto deja de implicar un desafío decorar con negro.

El desafío de decorar con negro ideas-para-decorar Blog Decoracion

El negro por sí sólo evoca elegancia, sobriedad, frío, oscuridad y orden, aunque puede connotar diferentes sensaciones según con qué color se combine. De lo que no cabe duda es que el color negro es una de las estrellas de este 2019.

Pintar las paredes de una habitación de negro le dará profundidad y elegancia. Sin embargo algunos lo considerarán un paso algo audaz. En este caso, siempre existen formas de decorar con negro, menos osadas pero igual de hermosas.

El negro y otros colores

El compañero por excelencia del negro, es el blanco. No existe combinación más elegante y te aseguras un estilo infalible en tu hogar. Lo mismo sucede con toda la gama de colores neutros, por ejemplo combinar el negro con gris, con tonos marrones, o materiales rústicos como la madera.

El desafío de decorar con negro ideas-para-decorar Blog Decoracion

Sin embargo esto no significa que el negro no se pueda combinar con colores más intensos como el rojo, que también son un gran acierto. Lo cierto es que el auge en materia de combinaciones en este 2019 es la osada mixtura del negro con el dorado.

Esta combinación se utiliza por ejemplo, con el negro cubriendo mayor parte de las superficies, como los muebles de la cocina por ejemplo, o una pared, y el dorado se destina para los detalles como pueden ser grifos y canillas, lámparas, o el picaporte de la puerta.

El blanco siempre ayuda a equilibrar la combinación negro-dorado, y siguiendo en esta línea los materiales brillantes como el metal o el acero son buenos aliados del negro.

Paso a paso al decorar con negro

El desafío de decorar con negro ideas-para-decorar Blog Decoracion

Una buena forma de ir acercándonos al negro es ir paso a paso. Empieza con algún mueble, que en caso de querer cambiarlo siempre se puede pintar. O con elementos secundarios como una alfombra, las cortinas, sillas, los cuadros de la pared, un sofá, el marco de la ventana o una puerta.

Los electrodomésticos  en negro son tendencia, los amantes de este color tal vez han soñado alguna vez con, por ejemplo, una heladera negra ¿y por qué no? Estos detalles son los que le dan verdadera originalidad a tu hogar y no lo harán pasar desapercibido.

Luego te puedes ir animando un poco más y que todas las alacenas y mesadas de la cocina se luzcan en este color. Sólo es cuestión de perderle el miedo y animarse a decorar con negro para ser centro de innumerables halagos hacia el estilo de tu hogar.