Si estás aburrido de la decoración del salón, o piensas que le falta un toque extra, algo que termine de lograr que el lugar funcione, entonces sigue estos consejos simples, pero que harán notar el cambio en el ambiente.

La mayoría de las veces que la decoración de un espacio no nos convence o no nos termina de gustar, se trata simplemente de ajustar de manera acertada un par de detalles y de elementos, que logren refrescar totalmente el aspecto del mismo.

En cuanto a la decoración del salón, existen una serie de elementos que podemos cambiar para lograr un cambio de aspecto en el ambiente en general, veamos cuáles son.

La luz

La luz, tanto natural como artificial es un elemento fundamental para lograr que un ambiente se sienta confortable. Esto dependerá del tamaño de las ventanas y el ingreso de luz que haya en el ambiente, pero a su vez esta luz natural se puede reforzar con otros puntos de luz.

Una lámpara de pie es un elemento que sin dudas le otorgará un aspecto especial al salón. Colocarlo al lado del sofá, donde solemos pasar mayor tiempo, o junto a la ventana, ayudarán a reforzar esa entrada de luz pre existente.

El color de las puertas

En cuanto a las puertas, prueba cambiar el color de las mismas. A veces ese aburrimiento que nos provoca el ambiente viene de los detalles menos esperados. Las puertas en color negro o colores oscuros son tendencia, aunque puedes optar por color que mejor vaya con el estilo que quieres lograr en el salón.

También es cierto que en ambientes como el salón, se busca cada vez más integrarlo a la cocina y para esto las puertas han pasado a ser del tipo corredizas o de cristales, para connotar esa sensación de apertura y espacio.

Minimalismo

Esta es una premisa de la que siempre hablamos en este blog. Si sientes que la decoración del salón no te convence, quizá es porque tiene demasiadas cosas, o estas están desorganizadas y no combinan unas con otras.

Lo mejor es empezar a decorar el salón como si fuese un papel en blanco, e ir agregado de a poco los elementos que únicamente creas necesarios. Mientras menos sean, mejor, para otorgar al espacio sensación de limpieza y orden, en ver de sobrecargarlo y saturar.

Qué colores usar en la decoración del salón

En esta misma línea, también es cierto que los colores neutros siguen siendo tendencia, ya que ahondan en esta idea de pulcritud y diafanidad que predomina en las tendencias actuales. El beige será tendencia este año, aunque también continúan teniendo protagonismo colores oscuros como el azul o el verde.

Como verás son pocos pero muy importantes consejos para lograr dar un aspecto totalmente renovado a la decoración del salón.