Elegir una alfombra para tu dormitorio es algo que no te puedes tomar a la ligera, pues es muy fácil hacer una mala elección y no tener buenos resultados con esta tarea. Por esta razón, es de vital importancia que te informes sobre los tipos de alfombra más adecuados para un dormitorio para que a la hora de hacer tu compra hagas una buena elección.

En este sentido, a continuación encontrarás varias recomendaciones que te serán de gran ayuda para adquirir la alfombra más adecuada para tu dormitorio y conseguir que este luzca espectacular.

Toma medidas

Antes de comprar tu alfombra es indispensable que sepas exactamente en qué parte de tu dormitorio la vas a colocar y las medidas que esta debe tener para que quede perfecta en dicho espacio. Así que si aún no has definido este punto, este es el momento de que lo hagas, ya que si haces tu compra sin tomar medidas corres el riesgo de que la alfombra sea más grande o más pequeña de lo que esperabas. Por lo que necesitarás cambiar tus planes y dejar la alfombra decorar otro espacio.

Elige un buen material

Recuerda que uno de los mejores materiales que puedes elegir para tu alfombra es la lana. Pues esta además de ser bastante suave, ayuda a mantener una temperatura agradable y es bastante resistente a daños externos. De igual manera, hay otros materiales que puedes tener en cuenta en este proceso como: el bambú, el algodón, el nylon, el acrílico, y fibras naturales (cuero, yute, coco, sisal).

Para elegir una buena alfombra para el dormitorio asegúrate de que combine con la decoración

Si ya tienes un estilo y un tipo de decoración definido en tu dormitorio, intenta buscar una alfombra que se adapte a este. Por esto, es importante que le tomes una foto a tu habitación para que al momento de ir a hacer tu compra se la muestres al vendedor y le pidas asesoramiento. Esta persona te va a guiar de manera adecuada y va a resolver todas tus dudas para que encuentres la alfombra ideal para este espacio de tu hogar.

Opta por una alfombra de pelo corto o lisa

Finalmente, para elegir la alfombra perfecta para tu dormitorio necesitas asegurarte de que el pelo de esta sea corto o en el mejor de los casos que sea lisa. Esto teniendo en cuenta que las alfombras de pelo largo acumulan mucho polvo y suelen ensuciarse con mayor facilidad. Lo que significa que tendrás que dedicar más tiempo al mantenimiento y limpieza de estas, así que lo más probable es que te aburras de ellas y termines gastando más dinero comprando una nueva alfombra.