Las tarimas para duchas son plataformas hechas de distintos tipos de madera o plástico que, por sus propiedades antideslizantes compatibles con el agua, ayudan a la tracción durante el baño, y con ello, a evitar accidentes por resbalones o caídas.

Información y consejos útiles para escoger la tarima de ducha ideal para tu baño decorar-banos Blog Decoracion

Incorporarlas en las renovaciones y decoraciones del baño es algo muy recomendable por la firmeza y la resistencia que brindan al apoyarse en ellas, además de su versatilidad al poder ser usadas en interiores y exteriores, lo cual aumenta su valor funcional.

Para escoger la más adecuada para el tamaño y tipo de baño con el que se cuente, a continuación brindamos algunos consejos e información de utilidad. 

Materiales con propiedades antideslizantes

Los materiales usados en la elaboración de las duchas de baño son madera como teca, alerce, iroko, gombé, e incluso, bambú. Pero también, por otra parte, el plástico de tipo poliuretano, PVC o resina. Sus propiedades antideslizantes, impermeables y de gran fricción los hacen ideales como materia prima para la fabricación de estas tarimas para tu plato de ducha

Así que escoger una tarima de ducha madera o plástico antideslizante vendrá bien para tu baño, sobre todo si tienes algún familiar que necesita mejor apoyo a la hora de ducharse. 

Formas y tipos que destacan para brindar seguridad

Elegir entre cualquiera de estos materiales depende en gran parte del gusto y la necesidad de cada persona y también será condicionado por el diseño y estilo del baño del cual formará parte este elemento.

La alta resistencia, maleabilidad e impermeabilidad de la madera y el plástico permiten la fabricación de distintos tipos de plataformas para duchas:

 

  • Enrollables: están compuestas por varillas unidas de forma gradual con materiales de elasticidad, lo que permite que sea posible esta acción. 

 

  • Flexibles: diseñadas para amoldarse a distintos espacios de forma segura. Suelen ser maleables para soportar distintos pesos y ajustarse perfectamente.
  • Entramadas: con distintas varillas y soportes que se unen dejando rendijas de diversas proporciones para la circulación del agua. Sus diseños son variados y muy atractivos.
  • Agujereadas: la madera o plástico es perforado para que el agua circule libremente. Los orificios suelen tener disposición decorativa.

En cuanto a los modelos, la forma es el elemento distintivo:

  • Cuadradas: son ideales para platos de duchas pequeños y de la misma forma.
  • Rectangulares: diseñadas para los cuartos de baño de tamaño mediano. Se usan en platos de ducha de mayor tamaño y en bañeras de forma rectangular.
  • Semicirculares u ovaladas: Indicadas para adaptarse a diseños angulares o plataformas redondeadas, maximizando el espacio disponible y haciéndolas más seguras.

¿Qué buscar en una tarima de plástico o madera para la ducha?

  • Diseño atractivo, cuya forma se adapte al plato de ducha, y que sus colores y tonalidades sean combinables con el estilo del baño.
  • Materiales duraderos, resistentes, que no se pudran con facilidad o permitan que hongos y bacterias se desarrollen en la superficie o exterior por el contacto prolongado con el agua.
  • Disposición de alta fricción y firmeza. Que brinden seguridad al momento de ducharse.
  • Formas totalmente equilibradas que no deslicen.
  • Tamaño adecuado al espacio de la ducha donde será dispuesta.
  • Textura suave y confortable al tacto, al entrar en contacto con ella. Las superficies no deben tener astillas, si se trata de madera; ni filos, ya sean de plástico o madera.
  • Multifuncionales que puedan ser usadas en interior o exterior.
  • Altura suficiente para que el agua corra por debajo de ella y no se estanque. Además, que sean segura para evitar caídas, por lo que no deben ser altas.

Aspectos a considerar antes de elegir una tarima de madera o plástico para duchas

  1. Busca la calidad, ampara la decisión en fabricantes reconocidos y que otorguen soporte y garantía por la compra.
  2. Inclínate por un modelo de diseño proporcional con el espacio y de alta estabilidad.
  3. Prioriza la propiedad antideslizante de la tarima que elijas. La seguridad es una necesidad clave a cubrir durante el baño.
  4. Considera el tipo de suelo que tiene el revestimiento, ya que debe ser compatible con la tarima que elijas.
  5. Compara precios y características, y fundamenta tu elección en el beneficio que aporte esta relación.

¿Cómo prolongar la vida útil de las tarimas para duchas?

  • Limpia bien la misma con agua tras la ducha.
  • Limpia de forma más profunda una vez a la semana con productos desinfectantes no abrasivos y esponjas de materiales sintéticos que no produzcan rayones o descamaciones.
  • Deja secar escurriendo el agua que pueda quedar y así evitar la proliferación de hongos y bacterias.
  • Realiza mantenimiento. Lija cada 6 meses las tarimas de madera y barniza con aceite especial según su tipo.
  • Evita sobrecargarla con peso innecesario y respeta sus formas para una disposición adecuada y segura.

Combina lo que necesitas con lo que te gusta. Las tarimas para duchas son elementos decorativos pero altamente funcionales que añaden personalidad y seguridad a la reforma de un cuarto de baño.