Convertir un antiestético radiador en una obra de arte

Los radiadores son elementos muchas veces necesarios en el hogar, por lo que prescindir de ellos no siempre es posible. Sin embargo; se trata de elementos bastante antiestéticos. Pocas veces saber bien qué hacer con ellos para disimularlos, ocultarlos, etc. 
Hoy, te damos una opción realmente atractiva: cubre-radiadores de forja.
Son muchos los diseños fabricados que puedes encontrar en el mercado, con infinidad de diseños y colores. Sólo es cuestión de que selecciones el modelo que más se adapte a tus gustos y al estilo y la decoración seleccionada para el espacio en el que se encuentra.
Aunque, otra opción es hacerlo a medida… Todo depende de las necesidades de cada uno/a.
Y, para aprovechar al máximo el espacio y el diseño, te proponemos que apuestes por colocar sobre el cubre-radiador una pequeña balda que te servirá para colocar algunos elementos decorativos y hacer del espacio en que se encuentra el radiador, una zona atractiva, repleta de pequeños detalles y muy cuidada.
En la imagen puedes ver algunos ejemplos de cubre-radiadores de forja
Ya lo ves, lograr una decoración con estilo y encanto no es complicado, sólo es cuestión de barajar todas las posibilidades, dar rienda suelta a la creatividad y seleccionar la más adecuada. 

www.look4deco.com

Salir de la versión móvil